Sistemas de control de estabilidad

27.11.2011

 

El control de estabilidad es un elemento de seguridad activa del automóvil que actúa frenando individualmente las ruedas en situaciones de riesgo para evitar derrapes, tanto sobrevirajes, como subvirajes. El control de estabilidad centraliza las funciones de los sistemas ABS, EBD y de control de tracción.

El control de estabilidad fue desarrollado por Bosch en 1995, en cooperación con Mercedes-Benz y fue introducido al mercado en el Mercedes-Benz Clase S bajo la denominación comercial Elektronisches Stabilitätsprogramm (en alemán "Programa Electrónico de Estabilidad", abreviado ESP).

El ESP a pesar de funcionar de la misma forma recibe otros nombres dependiendo de los fabricantes de vehículos en los que se monte, tales como:

- Vehicle Dynamic Control ("control dinámico del vehículo", VDC)
- Dynamic Stability Control ("control dinámico de estabilidad", DSC)
- Electronic Stability Control ("control electrónico de estabilidad", ESC)
- Vehicle Stability Control ("control de estabilidad del vehículo", VSC)



Funcionamiento

El control de tracción se utiliza para reducir la pérdida de la tracción, esto puede ocurrir cuando se conduce sobre superficies resbaladizas o cuando se acelera bruscamente a fondo.



El sistema consta de una unidad de control electrónico, un grupo hidráulico y un conjunto de sensores que detectan el estado físico del vehiculo en el entorno como la posición de los pedales:

- El sensor de ángulo de dirección: está ubicado en la dirección y proporciona información constante sobre el movimiento del volante, es decir, la dirección deseada por el conductor.

- El sensor de velocidad de giro de rueda: son los mismos del ABS e informan sobre el comportamiento de las mismas (si están bloqueadas, si patinan ...)

- El sensor de ángulo de giro y aceleración transversal: proporciona información sobre desplazamientos del vehículo alrededor de su eje vertical y desplazamientos y fuerzas laterales, es decir, cual es el comportamiento real del vehículo y si está comenzando a derrapar y desviándose de la trayectoria deseada por el conductor.


El ESP está siempre activo, salvo que el coche nos permita la desactivación manual. Un microordenador controla las señales provenientes de los sensores del ESP y las chequea 25 veces por segundo para comprobar que la dirección que desea el conductor a través del volante se corresponde con la dirección real en la que se está moviendo el vehículo. Si el vehículo se mueve en una dirección diferente, el ESP detecta la situación crítica y reacciona inmediatamente, independientemente del conductor. Utiliza el sistema de frenos del vehículo para estabilizarlo.


Con estas intervenciones selectivas de los frenos, el ESP genera la fuerza contraria deseada para que el vehículo pueda reaccionar según las maniobras del conductor. El ESP no sólo inicia la intervención de los frenos, también puede reducir el par del motor para reducir la velocidad del vehículo. De esta manera el coche se mantiene seguro y estable, dentro siempre de los límites de la física.


Los sistemas electrónicos de control de estabilidad en la conducción de competición, sirven para detectar la pérdida de tracción y reaccionando recuperando el control mediante el frenado automático y la gestión de la potencia del motor evitando posibles efectos de subviraje, sobreviraje y patinado descontrolado de las ruedas.



El control de estabilidad tiene multitud de funciones adicionales:

- Hill Hold Control o control de ascenso de pendientes, el cual es un sistema que evita que el vehículo retroceda al reanudar la marcha en una pendiente.

- "BSW", para el secado de los discos de frenos.

- "Overboost", para la compensación de la presión cuando el líquido de frenos está sobrecalentado.

- "Trailer Sway Mitigation", el cual mejora la estabilidad cuando se lleva un remolque, evitando el efecto "tijera".

- Load Adaptive Control (LAC), que permite conocer la posición y el volumen de la carga en un vehículo industrial ligero. Con esta función se evita un posible vuelco por la pérdida de la estabilidad. También se le denomina Adaptive ESP para la gama de vehículos de Mercedes. Está de serie en la Mercedes-Benz Vito y Sprinter y en la Volkswagen Crafter.


En este video producido por Bosch muestra la diferencia de comportamiento entre coches que disponen de sistema ESP y los que no.



El funcionamiento del ESP convina otras tecnologías tales como "Reparto electrónico de frenada", "Control de tracción", "Sistema antibloqueo de ruedas", "BAS (sistema asistencia de frenada de emergencia)", etc.:


Reparto electrónico de frenada

El reparto electrónico de frenada (llamado comercialmente EBV o EBD según los distintos fabricantes) es un sistema electrónico de reparto de frenada que determina cuánta fuerza aplicar a cada rueda para detener al vehículo en un distancia mínima y sin que se descontrole.


El sistema calcula si el reparto es adecuado a partir de los mismos sensores que el ABS. Ambos sistemas en conjunto actúan mejor que el ABS en solitario, ya que éste último regula la fuerza de frenado de cada rueda según si ésta se está bloqueando, mientras que el reparto electrónico reparte la fuerza de frenado entre los ejes, ayudando a que el freno de una rueda no se sobrecargue (esté continuamente bloqueando y desbloqueando) y el de otra quede infrautilizado.

Control de tracción

El control de tracción es un sistema de seguridad automovilística lanzado al mercado por Bosch en 1986 y diseñado para prevenir la pérdida de adherencia de las ruedas y que éstas patinen cuando el conductor se excede en la aceleración del vehículo o el firme está muy deslizante (ej.:hielo). En general se trata de sistemas electrohidráulicos.

Funciona de tal manera que, mediante el uso de los mismos sensores y accionamientos que emplea el sistema ABS, antibloqueo de frenos, se controla si en la aceleración una de las ruedas del eje motriz del automóvil patina, es decir, gira a mayor velocidad de la que debería, y, en tal caso, el sistema actúa con el fin de reducir el par de giro y así recuperar la adherencia entre neumático y firme, realizando una (o más de una a la vez) de las siguientes acciones:

- Retardar o suprimir la chispa a uno o más cilindros.
- Reducir la inyección de combustible a uno o más cilindros.
- Frenar la rueda que ha perdido adherencia.


Algunas situaciones comunes en las que puede llegar a actuar este sistema son las aceleraciones bruscas sobre firmes mojados y/o con grava, así como sobre caminos de tierra y en superficie helada.

Las siglas más comunes para denominar este sistema son ASR ( o Anti-Slip Regulation) y TCS (Traction Control System).

Sistema antibloqueo de ruedas

El ABS o SAB (del alemán Antiblockiersystem, sistema de antibloqueo) es un dispositivo utilizado en aviones y en automóviles, para evitar que los neumáticos pierdan la adherencia con el suelo durante un proceso de frenado. En 1978 Bosch hizo historia cuando introdujo el primer sistema electrónico de frenos antibloqueo.

El ABS funciona en conjunto con el sistema de frenado tradicional. Consiste en una bomba que se incorpora a los circuitos del líquido de freno y en unos detectores que controlan las revoluciones de las ruedas.

El sistema ABS permite mantener durante la frenada el coeficiente de rozamiento estático, ya que evita que se produzca deslizamiento sobre la calzada. Teniendo en cuenta que el coeficiente de rozamiento estático es mayor que el coeficiente de rozamiento dinámico, la distancia de frenado siempre se reduce con un sistema ABS.


Si bien el sistema ABS es útil en casi todas las situaciones, resulta indispensable en superficies deslizantes, como son pavimentos mojados o con hielo, ya que en estos casos la diferencia entre el coeficiente de rozamiento estático y el dinámico es especialmente alto.

BAS (sistema asistencia de frenada de emergencia)

El servofreno de emergencia (en inglés: brake assist system o BAS) es un sistema de asistencia de frenada de emergencia ideado por Mercedes-Benz.

Mercedes-Benz comprobó que ante una frenada de emergencia, la reacción del conductor es frenar menos de lo que el coche le permite e ir aumentando la presión sobre el freno según se acerca el impacto. Como resultado, se alarga la distancia de frenada.


Para interpretar cuándo se produce un frenada de emergencia, el BAS mide la velocidad con la que se suelta el acelerador y se pisa el freno, además de la presión con la que este movimiento se hace, este sistema siempre funciona combinado con el ABS.

Quiz tambin pueda interesarte

El diferencial Se podría describir el diferencial como: el elemento mecánico que permite que las ruedas derecha e izquierda de un vehículo giren a velocidades diferentes, según se éste tomando una curva hacia un lado u otro


ltimos comentarios:

Anselmo Gonzlez

Excelente pgina, felicitaciones.


guillermo guzman

muy buena explicacion felicidades y espero tengan mas con respecto alos autos


salva

interesante informaci?n, me podr?an enviar m?s a mi correo.